Estado de equilibrio (bioquímica)

En el estado de equilibrio iónico, las células mantienen concentraciones internas y externas diferentes de varias especies iónicas. Las membranas de la célula son permeables al sodio y varios otros iones, por tanto a fin de mantener una concentración iónica constante la célula debe gastar la energía de transportar activamente estos iones contra el declive electroquímico, de la célula, al mismo precio que se difunden hacia dentro. A la inversa, las membranas no son permeables al potasio, por tanto este ión se debe activamente bombear en la célula. El sodio y las bombas del potasio en la membrana son así responsables de las diferencias en las concentraciones intracelulares y extracelulares de estos iones. La distribución desigual de iones representa un estado de equilibrio (y no un equilibrio) ya que requiere el gasto continuo de la energía celular. El estado de equilibrio iónico es una forma de homeostasis.



Buscar